Incienso: un regalo perfecto para los que buscan relajación

Nuevo artículo para lectores ávidos de sabiduría y el bienestar. Esta vez voy a presentaros, si es que acaso no los conocéis, algunas de las principales propiedades de comprar incienso. Lo primero de todo ¿qué es el incienso?, ¿para qué sirve?, ¿qué beneficios tiene? Vamos por partes para resolver todas estas dudas.

Qué es el incienso y para qué sirve

Cuando compras incienso básicamente lo que adquieres es un pequeño palo preparado a base de resinas. Ahora bien, ¿por qué existen tantos olores? Eso es obra de los aceites naturales de origen tanto vegetal como animal que dotan de esa fragancia tan característica de estos perfumes naturales.

Todo un estímulo olfativo para aromatizar salas enteras o pequeñas habitaciones. Es una sensación única y diferente el entrar por una puerta y pasar a través de un olor a hierbas, eucalipto o cualquiera que te puedas imaginar, a hacerlo sin que nada te acompañe en este paso.

Propiedades del incienso

Si con algo se relaciona al incienso es con la meditación, la relajación y los momentos de mente en blanco cuando no quieres hacer otra cosa que descansar o pensar en uno mismo. Por eso es tan característicos en las clases de yoga, pilates o mindfullness, porque ayuda a conectar con uno mismo en esos ansiados momentos de relajación plena.

Esta es una de las causas principales por las que el incienso se convierte en un regalo de lo más original para cualquier persona. Conociendo sus gustos seguro que aciertas con el aroma que le propongas, aunque siempre hay clásicos que le gusta a casi todas las personas. Además, si indagas un poco más conocerás como los matices de cada olor pueden influir en un estado de ánimo.

Sí, porque al igual que los colores reflejan una expresión o sentimiento, y la música lo acompaña, el olor y las aromas también pueden ser de gran ayuda para momentos determinados, tanto para levantar el ánimo como para reflejar la nostalgia.