La importancia de la velocidad de carga para el posicionamiento web

Como bien sabemos, el posicionamiento web se trabaja llevando a cabo un conjunto de técnicas diferentes que, todas ellas, consiguen de una forma u otra aumentar el SEO de la página.

Dentro de las técnicas SEO, podemos diferenciar el SEO On Page y el SEO Off Page. En el SEO On Page se trabajan aspectos que afectan a la propia página web, tales como la optimización de los contenidos, un aspecto vital para empezar cualquier proyecto SEO.

Los contenidos de una web deben estar perfectamente revisados y optimizados para SEO, esto es, deben ser texto redactaos de forma natural pero que a su vez incluyan las keywords más importantes para la web.

Otras de las técnicas del SEO On Page es la de incluir enlaces internos entre las distintas partes de la página, una técnica que denominamos linkbuilding interno.

Y también, otra de las cosas que podemos mejorar de la propia página web que estamos trabajando es la velocidad de carga.

Como su propio nombre indica, la velocidad de carga es el tiempo que tarda en cargar la web. Este tiempo, cuanto menor sea, mejor. ¿Por qué? En primer lugar, porque cualquier usuario quiere que al abrir una página web, este tiempo sea el menor posible. Si tanto la Home como las páginas internas tardan mucho en cargar, finalmente el usuario se cansará y cerrará la página, buscando en otra web lo que quiere encontrar.

Además, el WPO (velocidad de carga) también interviene en el tiempo que el usuario permanece navegando en una web, tal y como acabamos de explicar anteriormente. Si la web tarda mucho en cargar, el usuario se acabará yendo a otra; si es rápida, y le ofrecemos el contenido que busca, permanecerá navegando más tiempo. Y esto influye directamente en los parámetros que Google valora para posicionar una web. A mayor permanencia en la web, mejor experiencia del usuario y, por lo tanto mejor posicionamiento web.