Qué métodos utilizan las plastificadoras de documentos

Existe un aparato muy eficaz en muchos lugares de trabajo: las plastificadoras. Se trata de herramientas que nos permiten proteger diferentes documentos colocando sobre cada una de sus caras una capa de plástico.

De esta forma, evitamos que se manchen, rompan o deterioren, y al mismo tiempo conseguimos una estética más profesional y elegante. Pero, ¿sabemos realmente cómo funcionan las plastificadoras de documentos? En este artículo lo explicamos.

Plastificadoras de documentos en calor

Este sistema consiste en adherir el papel y el plástico a través del calor. Es uno de los métodos más utilizados para plastificar documentos es hacerlo a través de un sistema de calor. Para ello, el aparato debe tener conexión a la red eléctrica y tendremos que conectarlo para que comience a calentarse antes de utilizarlo. El tiempo de calentamiento de las plastificadoras de documentos que utilizan este sistema suele rondar entre los 4 y los 7 minutos.

Plastificadoras de documentos en frío

En este caso, el proceso de plastificación no requiere de calor, por lo que no es necesario conectar la plastificadora de documentos a la red eléctrica ni, en consecuencia, calentarlo previamente.

Son muy útiles en los casos en los que necesitemos una plastificación inmediata, ya que al no requerir un proceso de calentamiento, no es necesario esperar a que el aparato se prepare.

La plastificación en frío consiste en pegar el plástico, que tiene una parte adherente, al documento en sí por ambas caras.

En general, las plastificadoras de documentos son aparatos muy utilizados en centros educativos (colegios, institutos, guarderías) para plastificar circulares o trabajos de los alumnos. También en muchas empresas suelen usarse mucho.

Como ya hemos mencionado, la ventaja principal de plastificar un documento es que nos permite protegerlo de posibles manchas, roturas o deterioros varios.