¿Vas a hacer una mudanza? No te olvides de los tornillos

El título no podía ser más descriptivo. Y es que no hay mejor consejo que el que lo ha podido aprovechar para él mismo. Y una cosa está clara, que cuando toca hacer una mudanza siempre perdemos algo, o no tenemos todo preparado, nos fallas las cosas, perdemos los nervios… y una vez está todo instalado es cuando entran las dudas, ¿pero esto cómo iba? O ¿cómo podemos montar este mueble? Así que, saliéndome un poco de lo habitual, aquí te doy una serie de consejos que si estas en esta situación seguro te vendrán muy bien.

Empaqueta todo como es debido

La organización es primordial cuando se está en pleno proceso de traslado. Poder empaquetar todo, ordenar cada serie de artículos, y etiquetar las cajas te supondrá a la larga todo un alivio. Sé que al principio es costoso y que muchas veces tendemos a guardarlo todo sin una jerarquía, pero en este caso ser un poco minucioso en esta tarea es lo mejor que puedes hacer.

Ve paso por paso

De lo más general a lo más particular. Preocúpate antes de llevar todos los muebles y lo más pesado a la nueva casa o espacio. Más tarde ya podrás trasladar todos los enseres, decoración y artículos de menor tamaño. Sobre todo si hay mucha mercancía que trasladar lo mejor es hacer varios viajes, tanto si eres tú mismo el que va a realizar la mudanza como si vas a contratar a algún equipo para que te ayuden.

Llego a la nueva casa, y ahora qué

Ahora toca poner todo en orden. Y esto significa reestructurar el espacio, ordenarlo y sacar el máximo aprovechamiento de cada rincón. Además, si también vas a comprar algún mueble nuevo, o vas a colocar decoración como cuadros, te recomiendo que tengas a mano, y en la caja de herramientas todo lo necesario, desde tornillería, taladros, pintura, destornillador… lo básico para poner todo en su punto y crear un verdadero hogar.