¿Carreras universitarias en el sector de la moda?

En este artículo vamos a resaltar una de las opciones actualmente disponibles para la formación y la consiguiente entrada el mercado laboral. Desde hace unos años atrás hasta ahora, el desarrollo de las nuevas tecnologías, diferentes formas de ocio y evolución de los sectores secundarios y de servicio, propician que las alternativas y las opciones a las que dedicar la jornada laboral difieran de las ya existentes y amplíen el mercado. Uno de estos nichos al alza y que ha repercutido en esta progresión y modernización es la moda y el diseño en su más amplio significado.

El diseño y la moda

La digitalización y nuevas formas de visualizar y entender los conceptos y las tendencias posibilitan que las empresas y desarrolladores orienten su trabajo hacia aspectos más concretos y con una visión más global. Toda esta oferta profesional ampliada da la oportunidad a jóvenes, y no tan jóvenes, de poder invertir su tiempo en una vocación que de verdad les interesa.

En el caso del diseño, y el diseño de moda, actualmente existen muchos cursos formativos e inclusos programas de grado en diseño de moda, impartidos por universidades (nacionales e internacionales) y en escuelas privadas donde profesionales del sector de la moda, las tendencias, las artes creativas, fotografía o la confección se dan cita para orientar todo un itinerario en formar a gente especializada en estos ámbitos.

¿La moda se estudia o no?

Este es un debate que puede verse reflejado también en otras muchas carreras o profesionales, sobre todo relacionadas con la generación millennial. Es el caso de los creadores de contenido, o los emprendedores digitales en nichos tecnológicos. De esta misma forma, los diseñadores gráficos pueden reforzar y aprender técnicas a través de tutoriales. Pero lo cierto es que para adquirir una base siempre hay que acudir a gente que controle del tema. Por eso, poder disponer de este tipo de centros y de cursos, para todos los aficionados y estudiantes de moda y tendencias, es una oportunidad de oro. Además, la inmensa mayoría cuentan con periodos de prácticas en empresas para poner en valor todo lo que se ofrece en las clases.