Cómo garantizar el bienestar de las personas mayores

Mucho se está debatiendo sobre la situación actual. De igual manera, cada vez más son los problemas que acucian la sociedad en sus diferentes extractos. Desde la pirámide profesional, hasta los apartados de salud, sociales y de convivencia. Dentro de estos estadios, un segmento que sufre mucho, en cualquier momento -y más a día de hoy-, es el de las personas mayores. ¿Cómo garantizar su bienestar? ¿qué hacer para mejorar esta situación?

He querido analizar este asunto y dar visibilidad a este tema porque me parece preocupante y necesita de toda la atención posible. Una población tan vulnerable como el de las personas mayores siempre tiene que estar en continuo cuidado, por todo lo que han hecho y lo que han dado, y eso debe aplicarse de manera igualitaria y favorecedora en las medidas que se tenga que tomar.

Situación actual de los ancianos y mayores

¿Cómo se encuentran ahora mismo los mayores? Muchos de ellos están preocupados, con miedo y aislados. Esta es la situación real que viven. Y de lejos no es la más recomendable. Desde las noticias que nos llegan desde las residencias, hasta los confinamientos y personas de edad avanzada que están en casa solos sin poder salir.

¿A dónde nos lleva esto? A una preocupación generalizada por los familiares. Es necesario fomentar una concienciación social y responsabilidad que parta de cada uno de nosotros para poder mantener una calidad de vida general.

Y esto implica igualmente la mejora en otros aspectos de la vida mencionados como el laboral y el social en el resto de sectores de la población.

Ayudas necesarias para el cuidado

Tal y como está la situación actual, muchos prefieren estar en su propio domicilio. Esto es bueno, pero muchas personas, por el mero hecho del paso del tiempo, no tienen la independencia suficiente y la movilidad necesaria para realizar todas las labores diarias. Y aquí es donde entran los cuidados.

Todas las organizaciones, decisiones políticas, ayudas, deben orientarse también a favorecer estos cuidados de personas mayores. Si bien las familias muchas veces no están en disposición de poder cuidar diariamente a sus familiares más mayores. Sí que existen modelos y actividades de cuidadores a domicilio para mayores que se encargan de mejorar y mantener en las condiciones óptimas la salud de estos ancianos. Desde alimentación, ejercicios, tareas diarias normales, higiene e incluso compañía.

Todo esto es algo poco valorado, pero que supone un gran paso en calidad de vida de estas personas, y descanso para sus familiares. Es necesario remar todos en la misma dirección, la de la concienciación y bienestar social.